Texto

Texto


Foro

Foro

  1. Hola Amigos!

    Quiero compartir con ustedes un corte del último disco que he grabado, en este caso, formando parte del trío del talentoso bandoneonista Marcelo Marcellini. Las técnicas que aplico se ajustan al slapping, sweeping y scale patterns.

  2. La importancia de escuchar de todo

    Es muy común, que en cierto momento,  nos interese escuchar sólo un género determinado en función
    del estilo musical de la banda que estemos integrando. No está mal si se trata de incorporar al máximo una serie de códigos específicos, pero si mientras vamos incorporando dicha información, escuchamos paralelamente estilos completamente diferentes y diversos , estaremos abriendo, sin darnos cuenta la mágica puerta hacia la creatividad.
  3. La importancia de estudiar el instrumento

    Muchas veces llegan a mi escuela bajistas con una gran experiencia en escenarios y en estudios de grabación. El motivo por el cual vienen a mí es la necesidad imperiosa de estudiar el bajo en forma sistemática y ordenada. Esta necesidad surge, en la mayoría de los casos, por el mismo factor desencadenante: La sensación de monotonía.
  4. La paciencia

    Practiquen , concéntrense, respiren bien , sean disciplinados y  tengan paciencia.

    Sean constantes. Perseveren. Pero nunca dejen de tener paciencia. Sólo con paciencia los resultados esperados llegarán antes de que nos demos cuenta.

  5. La respiración

    Más allá de ser un mecanismo vital fundamental, la respiración, juega un rol importantísimo en nuestro arte. Por qué? porque regula el flujo de nuestra energía y desempeña un papel primordial para lograr, principalmente, relajación.
     
    Para que la respiración cumpla con esta función, es importante aprender a respirar correctamente.
  6. La relajación

    Si al mantener una base plana y pareja nos sentimos exigidos y faltos de resistencia, la tensión muscular, es la causa más común para que se produzca dicho cansancio.
     
    La tensión muscular, es un obstáculo que puede afectar significativamente nuestra musicalidad y por tal motivo, es muy importante la práctica regular de ejercicios de relajación.
  7. Practicar lento: Aprender rápido

    Nada más efectivo que un ejercicio técnico practicado con la mayor lentitud posible.
     
    Por qué?  Porque paradójicamente, cuanto más lento practiquemos, mucho más rápido vamos a obtener los resultados esperados.

  8. La importancia de estudiar armonía

    La teoría de la música, plantea que existen tres elementos fundamentales: la melodía, la armonía y el ritmo.
     
    En este caso, amigos bajistas,  vamos a destinar nuestra atención al más desatendido de los tres: la armonía.

  9. Dedos y púa

    El bajo es un instrumento prácticamente indispensable para cualquier formación. De hecho, las agrupaciones que no cuentan con él, de alguna manera deben emularlo con algún recurso tecnológico ya que su ausencia se hace notar significativamente.
     
    El principal factor por el cual el bajo es indispensable en una banda, es su adaptabilidad
    tímbrica a cualquier estilo musical.
  10. El sonido puro

    El bajo eléctrico está clasificado, desde el punto de vista organológico, como electrófono y por lo tanto, a la hora de pulsarlo, es normal que leguemos a los circuitos y a las perillas, la responsabilidad de la intensidad y calidad del sonido que logremos producir.
     
    La realidad, amigos bajistas, es que para que nuestro instrumento rinda lo que tiene que rendir, tenemos que esforzarnos en lograr lo que yo llamo sonido puro.
  11. Entrenamiento audititivo. La clave de la percepción

    El oído, es un sentido, que como todos los demás, requiere de entrenamiento para lograr optimizar su rendimiento.
     
    El entrenamiento auditivo es la clave para que logremos ser músicos antes que bajistas. Sólo así nuestras notas serán literalmente mágicas.
  12. El espejo. El segundo maestro

    Durante nuestra práctica, puede sucedernos que sin darnos cuenta, en lugar de estar puliendo nuestra técnica, estemos trabajando en incrementar un defecto, generando de este modo, un vicio que luego nos costará mucho esfuerzo remitirlo.
     
    La causa más común de este problema, amigos bajistas, es la falta de incorporación de nuestro esquema corporal con el instrumento y al suceder esto, nuestra orden mental no recibe una respuesta motriz precisa.
  13. La importancia de la lectura

    La lectura musical es un sistema gráfico que parametriza altura y duración de sonido desde un sistema organizado de notas y figuras.
     
    Con el correr de los años, dicho sistema de notación ha ido evolucionando y por ende se han creado
    nuevos signos y nomenclaturas.
     
    En mi opinión, una buena introducción a la lectura musical es el sistema de tablatura.
  14. El instrumento. Un medio de expresión

    Es muy importante tener siempre presente, que nuestro instrumento (en nuestro caso el bajo), es un elemento intermediario entre lo que queremos expresar y lo que manifestamos a través del sonido.
     
    Algunas veces, podemos encontrarnos ante la situación de no poder transmitir lo que realmente queremos, por sentir limitaciones al tocar, generadas por el mal estado del instrumento a raíz de la falta de mantenimiento del mismo.
  15. El estilo. Copiar e influenciarse

    Siempre existe un parámetro motivador que nos inspira durante nuestros primeros pasos en el mundo de la música y muchas veces, a raíz del mismo, el centro de nuestra existencia se reduce a lograr reproducir con total exactitud, hasta la última nota interpretada por nuestro bajista más admirado.
  16. El metrónomo. La clave del pulso interno

    El bajo es un instrumento coordinador y por lo tanto el factor "tempo" es particularmente importante ya que del mismo dependen el ajuste y el swing de la banda.
     
    Para ejercitar y potenciar el sentido del ritmo, es primordial que practiquemos con el metrónomo. De esa
    manera lograremos desarrollar nuestro pulso interno.
  17. La concentración a la hora de estudiar

    Muchas veces nos ha sucedido, que al sentarnos a estudiar, luego de cierto lapso de tiempo,
    nuestra mente emprende un vuelo hacia el infinito cuyo retorno al presente nos sorprende con las tiranas
    agujas del reloj, que fríamente nos notifican que hemos estado divagando con bases inconclusas, fragmentos de temas de bandas varias y uno que otro fraseo de algún solo de nuestro bajista favorito durante el término de dos horas.
  18. La disciplina. El factor primordial para lograr nuestros objetivos

    Muchas veces, bajistas queridos, hemos confundido el término disciplina con una especie de auto tortura a la cual debemos someternos para lograr los resultados esperados.
     
    En esta ocasión, tengo la gran alegría de informarles, que la disciplina es lo más adverso a un castigo
    como podamos imaginarlo y por ese motivo,  ser disciplinados es algo altamente positivo!

  19. Ser bajista. Ser preciso

    La precisión es un factor primordial a la hora de evaluar el rendimiento de un bajista.
     
    El bajo es el corazón de la banda y ser bajista implica estar siempre presente y tocar la nota exacta
    en el tiempo exacto.
     
    Si tocamos en una banda, es muy importante generar un intenso vínculo desde lo musical con el baterista.
  20. El Bajo. Un Universo de cuatro cuerdas

    El bajo (o bajo eléctrico) es un instrumento particularmente joven. Tan joven es, que aún no llega a cumplir el siglo!
     
    Este maravilloso instrumento nace en Estados unidos a mediados del siglo XX como una fusión entre la guitarra eléctrica y el contrabajo.
    De hecho, su nombre original es bass guitar (guitarra bajo).
  21. La técnica. Un recurso infalible para llegar a destino

    Muchas veces, bajistas queridos, nos encontramos ante situaciones frustrantes cuando tratamos de interpretar una línea y no logramos obtener ese sonido, ese swing o ese fraseo que tanto anhelamos.


     
    ¿Por qué nos frustramos?
     
    Porque empezamos a buscar las respuestas en factores como por ejemplo el tipo de instrumento, el encordado o el tipo de amplificador.
  22. Brasil junto a Hermeto

    Y fue en 1996 que la música me llevó a Brasil para encontrarme ante el  increíble Hermeto Pascoal.

    En ese momento, yo estaba en plena grabación de "Esencias" junto a Rubén Ferrero.
  23. Mi set

    Este es mi poderosísimo amplificador WENSTONE BE - 600.

    Desde el 2009 tengo el gran honor de ser endorser de esta legendaria marca argentina.
  24. Universidad de La Serena

    Aquí estoy junto al 451 con el que comencé mi carrera como endorser de FAIM. Con este bajo grabé mi versión de "Adiós de Nonino" de Astor Piazzolla, la cual ha sido oficialmente aprobada por la asociación Piazzola.
  25. Musicoterapeuta

    En 1994 me gradué como musicoterapeuta en la Universidad del Salvador.

    Doce años más tarde grabé mi segundo disco solista aplicando la musicoterapia como eje de dicho proyecto. El bajo con el que estoy en esta foto es el fretless jazz bass activo con el que grabé "Equilibrio", el cual, luego de dicha producción, fue registrado por FAIM como mi modelo exclusivo: "Pegasus".
  26. El legendario guitarrista de Stevie Wonder

    Este es el escenario de mi estudio. En este espacio me dedico a dar clases particulares y a organizar eventos culturales internacionales, por lo cual he sido (y sigo siendo) visitado por grandes músicos del mundo.
  27. El Morocho

    En plena grabación de "B.G.S." (mi tercer disco solista) durante Agosto del 2011.

    El bajo con el que estoy grabando es un Faim 451 al que yo llamo "Morocho" y lo uso principalmente para tocar solo.
  28. Conoces a Jon Anderson?

    Jon, es un cantante, compositor, músico y fundador del grupo de rock progresivo británico: Yes; además de su trabajo como solista y con Vangelis.
  29. Mi segundo hogar

    Durante 1995 el estudio de grabación se había transformado literalmente en mi segundo hogar.
  30. Conoces a Tony Levin?

    Tony es un bajista estadounidense altamente respetado y es citado continuamente como influencia. Conocido por su espíritu innovador, es el principal responsable de popularizar el Chapman Stick.