Mi segundo hogar

Durante 1995 el estudio de grabación se había transformado literalmente en mi segundo hogar. Un año antes, el sello discográfico "El búho Records" me había otorgado el premio al mejor bajista por mi desempeño como músico de sesión y a raíz de eso, el genial pianista y compositor argentino Rubén Ferrero me convocó  para participar en sus producciones discográficas junto a grandes músicos argentinos y de otras partes del mundo.  

Por lo tanto, la mayor parte del día (y de la noche) estábamos dedicándonos a dicha actividad. 
 
En ese momento mi instrumento principal era el Bajo Fretless (sin trastes) de cinco cuerdas y me resultó sumamente interesante para explorar y descubrir recursos que aún hoy sigo aplicando.

Leave a Comment:
Comparte

Comparte